Juan Carlos Lasser. Lasser, destellos de lo invisible. En el Sívori

Lasser, destellos de lo invisible

Lasser, destellos de lo invisible

El Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori anuncia la inauguración de la muestra “Lasser, Destellos de lo invisible”, pinturas del artista Juan Carlos Lasser, el sábado 13 de julio a las 12 hs. en la sede de Av. Infanta Isabel 555, frente al puente del Rosedal de Palermo.

La muestra reúne la última producción de Juan Carlos Lasser y refleja una búsqueda en la que el artista sutilizó el uso del óleo hasta llegar a manifestarlo con transparencias y profundidades, al modo casi de la acuarela, exponiendo la nobleza y versatilidad de ese material que siempre fue su principal elección para operar sobre diversos soportes.

Se trata, justamente, del punto de arribo de un creador que, sensible tanto a la fuerza implacable de la naturaleza como a la capacidad humana de crear y destruir, con su profunda intuición de la belleza y a través de su mirada, construyó y plasmó misteriosos mundos entrecruzados, dejándonos el legado de su experiencia trascendente.

Lasser ha sido un creador genuino y de camino independiente, capaz de un cromatismo que toma riesgos en el uso extendido de la paleta y que sólo su oficio pudo controlar. Su camino por la abstracción expresiva lo llevó a vigorizar las estructuras en la composición de su obra, de modo tal de que éstas fueran capaces de sostener y orientar la fortaleza de su color y su uso de las transparencias orientó la obra hacia expresiones delicadas y poéticas.

Deslizamiento en rojos. 2006. Óleo sobre tela. 90 x 150 cm

Deslizamiento en rojos. 2006. Óleo sobre tela. 90 x 150 cm

“La pintura de Lasser se presenta como una variación infinita a partir de un núcleo inicial. Emerge sugerente y pasional desde un caos original, que lentamente se va expandiendo por toda la superficie pictórica a través de innumerables motivos. Como en un coral, se conjugan las diferentes líneas melódicas en una armonía final.

La observación de la naturaleza y del paisaje fueron sus motivos inspiradores, no en su literalidad absoluta, sino por medio de la recreación de lo visto y lo sentido frente al motivo. Sus realizaciones emergen a través de una mirada fragmentaria”, asegura la Mgter. Silvia Marrube, investigadora del Museo Sívori. Y añade: “Sus telas van desde la monocromía, como las trabajadas en azules o rojos hasta los extremos de los valores del blanco y el negro.

Una paleta personal, que no responde al color local de un determinado paisaje, sino que resulta una metáfora del medio en que se produce. También las texturas generan climas, desde las densas y expresivas, hasta aquellas donde la dilución del óleo llega a la trasparencia de la tela permitiendo la aparición del dibujo, sustento primero de la composición. El artista también experimentó con nuevos soportes y materiales, como esmaltes industriales, lacas y lanas de vidrio, que enriquecieron aún más la expresividad de su pintura”.

Sobre el artista

Juan Carlos Lasser

Juan Carlos Lasser

Juan Carlos Lasser (1952-2007) nació en Darregueira, provincia de Buenos Aires. Estudió dibujo y pintura en la Asociación de Estudiantes y Egresados de Bellas Artes. Vivió y creó en concordancia ejemplar. La vastedad pampeana y la multiplicidad de la unidad viviente le exigieron abordarla a partir de la fragmentación de la imagen. Casi autodidacta, casi al borde de la abstracción, operó siempre desde el estímulo perceptivo. En 1973 comienza a exponer en forma individual y colectiva participando en los principales salones nacionales, provinciales y del exterior del país.

Principales muestras individuales: Museo de Bellas Artes de Tandil, 1984; Fundación Banco Patricios y Galería de Arte Miró, Buenos Aires, 1987; Dirección de Cultura de San Lorenzo, Santa Fe; Aerolíneas Argentinas, Galería Ática, Buenos Aires y Centro Cultural Mariano Moreno, Provincia de Buenos Aires, 1988; Fundación Banco Patricios, Buenos Aires, 1989; Galería Ática, Buenos Aires, 1990; Fundación Banco Patricios, Buenos Aires, 1991; Galería de Arte Van Eyck, Buenos Aires, 1992; Museo de Bellas Artes de Bahía Blanca y IDB-Staff Association Art Gallery International, Washington DC, Estados Unidos, 1993; Alianza Francesa de Rosario, 1994; Galería de Arte Tema, Buenos Aires; Sicardi-Sanders Gallery, Houston, Texas e International Monetary Fund Gallery, Washington, DC, Estados Unidos, 1995; Galería Praxis International, Buenos Aires, 1997; Kookmin Bank, Espacio de Arte, Buenos Aires, 1998; City Bank Center; Galería Praxis International y BAC British Art Centre, Buenos Aires, 1999; Galería Praxis de Arte Internacional y Asociación Cultural Pestalozzi, Buenos Aires, 2001; Del Ángel, Arte Contemporáneo y Centro Cultural Recoleta, Buenos Aires, 2003; Museo de Bellas Artes de Santa Rosa, La Pampa y Art. fifteen Gallery, Fort Lauderdale, Estados Unidos, 2006; Muestra Homenaje, Centro Cultural Santa Cruz, Grandes Maestros Contemporáneos, Espacio Ñ, Arteclásica, Buenos Aires, 2007; Homenaje a Lasser, Municipalidad de San Isidro, Muestra Homenaje, Galería Thames; Muestra Homenaje A.P.A., Buenos Aires; Ruiz-Healy Art, San Antonio, Texas, Estados Unidos; Art.fifteen Gallery y White Shop, Ottawa, Canadá, 2008; Lasser, Conjuros del color, Centro Cultural Borges, Buenos Aires, 2009.

Obtuvo importantes premios, entre ellos: Gran Premio de Honor, LXXXI Salón Nacional de Artes Plásticas; Segundo Premio Pintura Salón de Artes Plásticas Benito Quinquela Martín; Primer Premio Pintura Salón Nacional de Rosario; Primer Premio Pintura Salón Manuel Belgrano de Artes Plásticas, Museo Eduardo Sívori; Premio Cámara de Diputados de la Provincia, Salón Nacional de Santa Fe; Segundo Premio Pintura XX Salón Anual Félix de Amador; Primer Premio Pintura Salón Provincial de Tres Arroyos; Primer Premio Pintura Salón Nacional de Azul; Segundo Premio “Secretaría de Gobierno y Cultura”, Salón de Rosario; Primer Premio Pintura Salón Nacional de San Lorenzo.

Museo de artes plásticas Eduardo Sívori

Museo de artes plásticas Eduardo Sívori

El texto y las imágenes fueron extraídos de la página web del Museo de Arte Eduardo Sívori.

Deja un comentario


− 4 = uno