Kazuya Sakai. La Pintura desde el Espíritu de la Música. MACBA

Kazuya Sakai. La Pintura desde el Espíritu de la Música. MACBA

Kazuya Sakai. La Pintura desde el Espíritu de la Música. MACBA

MACBA – Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires presenta la exposición temporaria Kazuya Sakai. La Pintura desde el Espíritu de la Música, con una selección de pinturas provenientes de diez colecciones distintas, incluyendo la obra Homenaje a K?rin Serie II. N° 11 (Olas rojas en Matsushima), perteneciente a la colección permanente del museo.

Del 10 de agosto al 29 de septiembre de 2013. Ver información de horarios y tarifas.

Kazuya Sakai nace en Buenos Aires en el seno de una familia japonesa. A comienzos de los años cincuenta comienza a pintar como autodidacta, mientras trabaja en la difusión de la cultura japonesa en Buenos Aires dictando conferencias, ejerciendo la docencia y haciendo traducciones. Las primeras obras de Sakai se inscriben dentro de la corriente de la abstracción geométrica, y se vincula con el grupo de artistas concretos locales. Lentamente comienza a incorporar signos caligráficos en sus obras, relacionados con la formación que recibiera en Japón y que lo adscriben al movimiento informalista.

Kazuya Sakai. La Pintura desde el Espíritu de la Música. MACBA

Kazuya Sakai. La Pintura desde el Espíritu de la Música. MACBA

Su estadía en Nueva York a comienzos de los años sesenta, marca un cambio en su producción. Toma contacto con el pop art y la abstracción postpictórica, en un contexto artístico también interesado en las filosofías y culturas orientales. Pero la influencia principal, que lo acompañaría toda la vida, surge del contacto con la música contemporánea. A principios de la década de los setenta se establece en la ciudad de México, donde empieza a desarrollar una rigurosa estética geométrica. Hacia 1973, Sakai toma la obra del maestro japonés Ogata K?rin (1658-1716), y a partir de su estudio e interpretación comienzan a aparecer en su pintura las características bandas paralelas y ondulantes que transitan sobre grandes planos de color, saturados y brillantes.

Curada por Rodrigo Alonso, la exposición se centra en un período singular del artista argentino-japonés caracterizado por homenajes a músicos contemporáneos y de vanguardia. Las obras realizadas durante este período de los años setenta están basadas en temas y procedimientos cercanos a la música experimental, y especialmente al jazz. Según Alonso, “Una parte importante de estas pinturas se caracteriza por la utilización de colores planos y vibrantes, combinados con una precisión notable, y encauzados en líneas paralelas que atraviesan las telas en direcciones estrictamente ortogonales, aunque interrumpidas con frecuencia por giros circulares que modifican su trayectoria. En ellas desaparecen por completo las marcas de su pasado informalista; ya no hay manchas, texturas ni pinceladas, sino superficies lisas, rígidamente estructuradas, vaciadas de todo rastro de subjetividad”.

El curador abre el diálogo y se pregunta por el tipo de representación tan ordenada que elige Sakai para abordar corrientes musicales caracterizadas por la indeterminación y la espontaneidad. “Como en el jazz, donde el ejecutante improvisa sobre la base de una estructura rítmica (por mínima que sea), la asimetría de los círculos sobre el plano sólido y constante del fondo pareciera mentar la espontaneidad controlada, libre y al mismo tiempo contenida, de este género musical”.

En su ensayo curatorial, Rodrigo Alonso elabora estas ideas, estableciendo vínculos con los universos sonoros, filosóficos y artísticos que nutrieron al artista. El texto en versión bilingüe se incluye en el catálogo que acompaña las reproducciones de las obras exhibidas.

Kazuya Sakai. La Pintura desde el Espíritu de la Música es la exposición que acompañará los festejos por el primer aniversario de la existencia de MACBA, el 1° de septiembre de 2013.

Kazuya Sakai. La Pintura desde el Espíritu de la Música. MACBA

Kazuya Sakai. La Pintura desde el Espíritu de la Música. MACBA

Kazuya Sakai. Nació en Buenos Aires en el año 1927. A los siete años fue enviado a Japón para educarse en la cultura de su familia. Estudió literatura y filosofía en la Waseda University de Tokio. En 1951 retornó a Buenos Aires, donde comenzó a trabajar con la comunidad argentino-japonesa.

Tradujo obras de Roberto Arlt, Ernesto Sábato y Manuel Mujica Láinez, que fueron publicadas en el periódico en lengua japonesa Akoku Nippo. En 1956 fundó el Instituto Argentino-Japonés de Cultura y dirigió Bunka, la revista de la institución, de 1957 a 1963. Sakai también presentó un programa de radio sobre cultura asiática en Radio Municipal de Buenos Aires.

En 1954 fue curador de una muestra de estampas japonesas de los siglos XVII y XIX realizada en la galería Bonino. En la década de 1950 participó en el movimiento informalista. En 1952 presentó su primera muestra individual en la galería La Cueva (Buenos Aires) y en 1957 participó de las exposiciones Primer Salón de Arte No Figurativo en la Galería Peuser, y Siete pintores abstractos en la Galería Pizarro, junto con Osvaldo Borda, Víctor Chab, Josefina Robirosa, Martha Peluffo, Rómulo Macció y Clorindo Testa.

En 1958 obtuvo una de las Medallas de Oro en la Exposition Universelle et Internationale de Bruselas. Intervino en las exhibiciones Fernández Muro, Grillo, Ocampo, Sakai, Testa (1960) y Pintura argentina. 1923-1969 (1969), ambas en el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires. Entre 1962 y 1965 vivió en Nueva York. Luego se instaló en México, donde creó el Salón Independiente y, de 1972 a 1976, fue director artístico de la revista Plural, fundada por el poeta Octavio Paz. Durante este período en el exterior, Sakai abandonó gradualmente la pintura gestual a favor de la abstracción geométrica, centrándose en los colores saturados, con fuertes contrastes y ritmos.

A principios de los años 80 comenzó a pintar su serie Genroku, que se expuso en 1989 en la galería Juan Martín, de México D.F., junto con su investigación sobre arte digital diseñado por computadora. Su obra figura en la colección del MACBA y de otros museos como el Museum of Modern Art de Tokio, el Museu de Arte Moderna do Rio de Janeiro, y los museos Nacional de Bellas Artes y de Arte Moderno de Buenos Aires. Falleció en 2001 en Dallas, Texas.

Rodrigo Alonso. Licenciado en Artes (UBA), especializado en arte contemporáneo y nuevos medios, teórico e investigador en el campo del arte tecnológico de América Latina. Ha publicado numerosos ensayos y libros sobre el tema, y escribe regularmente en diarios, revistas de arte y catálogos.

Como curador independiente organizó exposiciones en instituciones internacionales; entre las que se encuentran: Pop, realismos y política. Brasil/Argentina. 1960s (Fundación Proa, Buenos Aires, Argentina; Museo Oscar Niemeyer, Curitiba, Brasil; GAMEC, Bérgamo, Italia, 2012-2013, con Paulo Herkenhoff), Arqueologías a destiempo (Galería Gabriela Mistral, Santiago de Chile, 2012), Situating No-Land (Slought Foundation, Philadelphia, USA, 2011), Tales of Resistance and Change (Frankfurter Kunstverein, Frankfurt, 2010).

En 2011 fue curador del Pabellón Argentino en la 54° Bienal de Venecia. Es también profesor de programas de grado y postgrado en universidades de Argentina, América Latina y Europa, y jurado y asesor de premios y fundaciones internacionales.

MACBA - Museo de Arte Contemporáneo

MACBA – Museo de Arte Contemporáneo

 

 

Deja un comentario


cinco + = 12