Teatro espontáneo como facilitador de nuevas emociones // Artículo

por Vanessa Rodríguez Ortíz

por Vanessa Rodríguez Ortíz


Teatro espontáneo como facilitador de nuevas emociones que impulsan creatividad versátil.

Cuando se nace hay un emprendimiento de sensaciones e impulsos variables que te hacen ser único sobre la faz del universo. Hay patrones, hay diseños y hay estatutos, pero el ser humano adopta su propia tendencia. El desplazamiento de los cuerpos por las ciudades, bosques, montañas y desiertos son y serán manifestaciones faciales y corporales.
Estas expresiones inmediatamente son observadas pero no siempre analizadas. El teatro es el trampolín a la exploración, es una fuerza libre de apropiación y creación de procesos espontáneos y orgánicos. En esta disciplina se reafirman sentimientos y talentos que lamentablemente, muchas veces son enterrados, escondidos y oxidados.
Con el arte escénico, se escarba, se halla y se purifica la belleza del carácter propio. Cuando se mira alrededor con una conciencia de dar importancia a los gestos de los compañeros vivientes se puede recrear con libertad lo que gustó y desechar lo que no agradó.
Todo ser necesita viveza y la herramienta para lograr este estallido sagaz es la creatividad que se emprende rompiendo la roca de la frialdad y la vergüenza. El teatro ayuda a menguar lo negativo del conformismo y el desánimo que pudre el alma. Por esto, e infinitas cosas más, es importante la enseñanza del teatro como estrategia de crecimiento en todas las facetas. Para construir este artículo se buscó una piedra hermosa y grande. Se tiró al suelo para que cuando cayera saliera de si el contenido múltiple y la gama de colores del material teatral. Así no se quedará en una sola piedra. Se quebrantó para que los muchos pedazos se expandan para que todos agarren su pedazo de estrategia educativa.

Desarrollo de emociones teatrales en cualquier espacio.

El teatro es el impulso para el desarrollo de emociones versátiles. Estas se pueden desarrollar en cualquier espacio. No se puede depender de un salón de clase, mucho menos si se trata de lo espontáneo. Cualquier
ambiente es un detonante de nuevas ideas.
Por ejemplo, un grupo es transportado a un lugar abierto donde hay un solo árbol, una camisa y una guitarra. La maestra o el maestro tienen que utilizar los materiales que están presentes y si quieren desarrollar emociones ocultas no pueden agobiarse por los pocos materiales. Los estudiantes, en este caso, podrían hacer asociaciones, otorgar sustantivos, adjetivos y carácteres a estos tres artículos comunes. Estas serían unas buenas preguntas para los alumnos: ¿Qué gesto te está demostrando el árbol?, ¿Cómo te está mirando?, ¿El color de la camisa te gusta?, ¿A quién se la regalarías? ¿Crees que está afinada? ¿La guitarra te está hablando? Por medio del arte de la mayéutica se puede conocer el interior del ser y la realidad escondida. Con estas preguntas se desarrollará en el estudiante su óptica, su manera de ver las cosas, sus gustos, con quien se identifica y con quien no, cuan observador es y finalmente su imaginación, que en el arte dramático es uno de los puntos más importantes. En cualquier espacio se hace teatro.

Imaginación.

La imaginación es el artefacto más poderoso que hace que el mundo siga funcionando, si la imaginación se muere, ¿Cómo surgirán propuestas? ¿Cómo el poeta enamorará? ¿Y el pintor expresará? ¿Cómo el arquitecto
concretizará? Si no está presente no se podrá hacer nada nuevo. Este medio es indispensable, Stanislavski menciona en su libro Un actor se prepara, “El Arte es un producto de la imaginación, como debe serlo el trabajo de un dramaturgo… y en el proceso creativo, la imaginación le conduce.” Hay vías para adelantar el proceso de la imaginación.
En un ejercicio teatral coloqué a mis estudiantes en un semicírculo, les mostré una pintura abstracta y se les otorgó el tiempo necesario para el análisis de la misma, luego invité a que cada uno tomara la pintura y expresara lo que ellos creían que había ahí, para luego crear una historia. Ellos vieron en esta pintura un ave, un monstruo, un rostro, un caballo y un unicornio y de ahí partió su inventiva. Ellos hablaron y crearon ya que se les dio la libertad para hacerlo.

Libertad Creativa

Las emociones que se quieren alcanzar pueden lograrse a través de la libertad, cuando ya el estudiante no es atado por cadenas de estereotipos y vergüenza. El teatro libre es el génesis de multitudes de sensaciones vivaces y juguetonas. En el proceso de enseñanza se deben presentar diferentes estilos, no se debe imponer.
Cada ser tiene una característica innata pero las máscaras que se otorgan a lo largo de los años se quedan pegadas a los rostros hasta que el individuo se acostumbra y no permite que nadie se las saque.
En el cuento El loco de Khalil Gibran se presenta a un hombre que le han robado las máscaras y el desesperado maldice a los ladrones. En el desespero un joven le grita: “¡miren, es un loco!” y cuando él alza su rostro, por primera vez sintió el rostro desnudo y entonces bendijo a los ladrones, pues sintió seguridad y libertad. Muchas veces hay mascaras que no permiten que brote la originalidad.
El teatro otorga la libertad de ser genuino para luego poder encarnar a cualquier personaje. Cada persona es libre de escoger su máscara pero antes de seleccionarla tiene que quitarse la que le han impuesto. La chispa que conecta con la verdad es la potestad de la redención.
Richard Bach narra en su libro Juan Salvador Gaviota un relato que concretiza la importancia de aprender en libertad, aunque haya impedimentos físicos y emocionales. He aquí el ejemplo de una conversación entre maestro y estudiante: “- No entiendes no puedo mover mi ala.-Esteban Gaviota, tienes la libertad de ser tú mismo, tu verdadero ser, aquí y ahora, y no hay nada que te lo pueda impedir. Es la ley de la Gran Gaviota, la Ley que Es. -¿Estás diciendo que puedo volar?-Digo que eres libre”. Ante esto hay que reaccionar para combatir la indecisión. Hay que desprenderse de la bandada de la conformidad y entrar a la bandada de la libertad. En este estado libertario, el de la alegría, se instaura los mejores guiones, y los movimientos desencadenados se integran a la atmósfera natural. A continuación se presenta un ser femenino moviéndose en libertad, que a la misma vez se adentra en el mudo de la fauna y la flora. Ella creó su espacio en autonomía. Allí se tomó el riesgo.

Riesgos

En el transcurso de todo hay que asumir riesgos y sólo así se podrán mover las ideas. Si la gente no se lanza a la aventura no podrán adquirir las experiencias refrescantes que hacen del ser humano uno lleno de vida. Paulo Freire en su libro Pedagogía de la indignación expresa: “El riego es un ingrediente necesario de la movilidad, sin la cual no hay cultura ni historia”. Todo en la vida se aprende exponiéndose a la verdad, la del peligro de la existencia. Cuando se sale de la cueva, el sol rodea e inmediatamente se busca el camino para seguir. En la senda se tiene que tomar el riesgo de caminar o de quedarse parado. O se va en busca del rio o se baña en la charca, o buscas el movimiento o te apozas. La historia se ha marcado en las paredes del mundo por los diferentes riesgos que a su vez hacen que viva la cultura. El artista se toma el riesgo de crear aunque la crítica venga en velocidad. En el escenario los actores se lanzan y alzan su voz. Próximamente está la imagen de una pera hermosa y jugosa que también puede ser un panal y ambas se toman el riesgo de existir aunque luego sean chupadas o mordidas. Hay que arriesgarse para adquirir nuevos conocimientos a pesar de los golpes que se puedan encontrar.

Elaboración de conocimientos

Es de suma importancia que la gente se nutra de conocimiento, pero más importante aún es la elaboración del mismo. El teatro tiene que proveer la destreza de creaciones nuevas que van de la mano de informaciones propias. Estas van a dar rienda a un juego de desarrollo íntimo. Como se dijo anteriormente, el teatro libre es el génesis de multitudes de sensaciones vivaces y juguetonas. Éstas, hay que desarrollarlas adquiriendo nuevos conocimientos personales y colectivos. La noción que cada uno tiene de sí y del otro, tiene que surgir de procesos inductivos de reflexión para así poder ser original.
Maslow dice en su libro ‘El hombre auto realizado’ acerca del conocimiento: “Hace la persona más sabia, rica, fuerte, más evolucionada, más madura. Representa la realización de una potencialidad humana, el cumplimiento de este destino humano prefigurado por las posibilidades humanas. Podemos compararlo al florecimiento sin obstáculos de una flor o al canto de los pájaros. Así es como un manzano produce manzanas, sin esfuerzo ni trabajo, simplemente como expresión de su propia naturaleza interior”.
La mariposa en su entorno adquiere su conocimiento para poder seguir viviendo aunque esté en una burbuja de contaminación. El teatro es un foco de conocimiento que hace que florezca la naturaleza interior de manera genuina según su potencial.
En fin el teatro espontaneo definitivamente se emprende como facilitador de nuevas emociones que impulsan una creatividad versátil. Lo espontáneo del teatro es y será la apropiación de un pensamiento informal y en movimiento.
En el escenario voluble se canalizan emociones para bien; lo que antes venía y se dejaba ir, ahora se agarra y se desarrolla en teatro. En cualquier espacio se puede realizar este magno arte tan abarcador siempre y cuando haya imaginación, libertad, se asuman riesgos y se abra paso al conocimiento. ¡Que viva la quimera teatral que se integra a lo pictórico del universo total! La piedra se quebrantó, ahora se regó con toda la libertad posible y ahora los seres seleccionan su pedazo según tengan la necesidad. Para afirmar emociones y tener una creatividad cambiante hay que consolidarse al teatro espontaneo. ¡Grita, con esmero el teatro te lo permite!

Vanessa Coaí Rodríguez Ortiz

4 registros para “Teatro espontáneo como facilitador de nuevas emociones // Artículo”

  1. Es una propuesta muy interesante. Incluso, la describes como un ejercicio para la definición de la identidad propia. Sería muy interesante que esta técnica para el teatro pudiera ponerse en práctica hacia personas de diferentes edades y sectores. Anteriormente, se ha publicado el trabajo y efecto positivo de un teatro más tradicional a comunidades marginadas. De seguro es un ejercicio de imaginación con efectos positivos, en los que se trabajan la solución de “problemas”, refiriéndose a la escasez de materiales que en algún momento como artista (profesional o aficionado) se puede padecer. Tal búsqueda de soluciones nos podría hacer crear alternativas en la que tengamos que enfocarnos a mejorar el desempeño como actores y dejar atrás aspectos descartables que negativamente se pueden tomar como una prioridad.

  2. Héctor David PUERTO RICO Windows XP Mozilla Firefox 4.0.1 17 junio 2011 at 2:15

    Creo que toda manifestación corporal muestra el sentimiento existente actual y no actual del la persona; el teatro hace que este vehículo de comunicación facilite la crítica, deseos y anhelos, gustos y disgusto y todo sentimiento que deba ser expresado. Por tal razón doy gracias por los artistas en su diversas ramas y a aquellos que aportan por que no se extinga, se necesita tener valor y técnica para poder expresar de manera ética y estética nuestros sentimiento y obtener un resultado al que podamos llamar arte. En especial si es orientado por nuestro divino creador y sin críticas negativas al comunicador “el artista”.

  3. Chinca Salas VENEZUELA Windows XP Internet Explorer 6.0 31 marzo 2011 at 21:16

    El mundo del teatro es todo lo mencionado con disciplina, sentimiento, desdoblamiento, libertad y sobre todo acatar los movimientos para morir mientras danzamos bajo las normas del teatro, cerrando los ojos para sentir el mundo de los locos, de los que llevan disfraces, de los ausentes del mundo real, del silencio y la inmortalidad, el dejar caer el cuerpo en un estado estacionado donde el silencio y la masa no existen, solo esta el alma, el espiritu y dejamos fluir con agrado el sentimiento de ser y estar, dejar la emocion, imitar a un animal, el sonido del viento, el amigo imaginario, mundo complejo y que cubre necesidades apremiantes del ser humano y de aquellos que le rodean, experiencia rica y emociante pasar por el teatro como una materia mas para cumplir requisitos de una profesion, o para llenar un vacio de la misma vida del ejecutante, cantar, reir, soñar, saltar, correr y actuar con libertad.-Chinca Salas

  4. maria jose guzman castro CHILE Windows XP Internet Explorer 6.0 30 septiembre 2010 at 14:24

    es super bakan lo k ases km lo puedesaser yo kiero asere sokm bkn tk m oseaaa

Deja un comentario


+ 4 = nueve